copo de nieve

Yule - Solsticio de Invierno

21 de diciembre 

yule solsticio de invierno

Llamamos Yule a la fiesta de celebración del Solsticio de Invierno que realizaban los pueblos paganos de Europa, una fiesta dedicada a la familia y a la fertilidad: el solsticio de invierno significaba el triunfo de la vida sobre la muerte, sobrevivir al invierno una vez más.

Esta celebración entronca con antiguos ritos del renacimiento de la vida. Muchas y diferentes culturas tenían celebraciones asociadas a esta fecha, distintos nombre para una festividad común: el renacimiento del Sol, de la Luz, pues, a partir del solsticio de invierno, los días van recuperando minutos de luz en detrimento de las noches que pierden minutos de oscuridad, hasta Ostara - Equinoccio de primavera, momento en el que el equilibrio se restablece.

Yule es la luz y la fertilidad, es el nuevo comienzo de la vida, un breve momento de descanso, el instante más oscuro antes del alba en el que debemos plantearnos lo que sembraremos en la Época Luminosa que empezará en unos meses.

Un tema común en las ceremonias de Yule (cualquiera que fuese su nombre) era y es el encendido de fuegos que simbolizan el triunfo de la Luz sobre la Oscuridad, la esperanza del renacimiento del sol y todo lo que conlleva. Por eso se organizaban hogueras en las que se quemaban fundamentalmente maderas de árboles de hoja perenne que representaban la permanencia de la vida, incluso en las circunstancias más adversas.