Diciembre - Luna de las Largas Noches

La Luna Llena de diciembre recibe este nombre porque durante el mes las noches se han ido alargando, menguando las horas de luz: el Solsticio marca la noche más larga del año. En la Rueda del Año, el invierno está a la vuelta de la esquina, estamos llegando a la mitad de la Época Oscura, la Naturaleza ralentiza sus ritmos, todo queda en suspenso, ahorrando energías, preparándose para hibernar.

 

Del mismo modo, todo nos invita al reposo, a quedarnos tranquilitxs en nuestro hogar, a hibernar sí, pero con la mente puesta en lo que ha de venir porque en breves caminaremos de nuevo hacia la Luz, Yule marca el inicio de la recuperación de minutos de sol, un cambio sutil pero imparable y que, poco a poco, vamos sintiendo.

Si escuchamos a la Madre Tierra, quizás necesitemos hibernar, quedarnos quietxs, realizando los menores esfuerzos posibles. Este letargo físico es un estupendo momento para orientar la mente a la auto-observación, a mantener el trabaj que venimos realizando con nuestra Sombra desde hace meses: hemos conectado con ella, observándola, integrándola, dándole el espacio que merece y necesita, prestándole la atención que pide y no suele recibir.

Tómate tu tiempo, disfruta de tu espacio, de tu soledad, reflexiona sobre lo observado en el trabajo con la Sombra y extrae el aprendizaje que te ha traído. Conecta con tu energía interior y permítete relajar el paso. 

Como en cada Luna Llena, haremos la Toma de Tierra; trazaremos el Círculo; llamaremos a lxs Elementos y bajaremos la Luna para llenarnos con su energía y enviarla, mediante un cono de poder, allí donde consideramos que es necesaria. Comeremos y beberemos para bajar a Tierra y despediremos a lxs convocadxs.

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social

© 2018 por Beatriz Pinto      652 573 501     beatriz@brujadeciudad.com   Madrid