Ostara - Equinoccio de Primavera

21 de marzo

El Equinoccio de Primavera - Ostara es uno de los sabbats menores dentro de las tradiciones neo-paganas y aunque en Brujería Tradicional no suele celebrarse, la práctica personal es lo que prima y, en este caso, mi práctica incluye la celebración de todos los sabbats, mayores y menores.

 

Este sabbat que cae en los alrededores del 21 de marzo, celebra la paulatina recuperación del sol (que se encuentra a medio camino de su punto álgido en el solsticio de verano) así como la llegada de la primavera y el renacimiento de la Madre Tierra y todxs sus pobladorxs. Es una fiesta dedicada a la renovación de todo lo vivo y a la alegría por haber superado un crudo invierno más.

Esta fecha se encuentra exactamente en el punto medio entre Yule y Litha, lo que significa que es uno de los dos días del año (el otro es el equinoccio de otoño - Mabon) en los que las horas de Luz y Sombra se encuentran en perfecto equilibrio. El equinoccio de primavera comienza a inclinar la balanza hacia la Luz, es el inicio de la Mitad Luminosa del año. 

A nivel energético, todos los seres vivos experimentamos cierta alteración en nuestros sentidos: la sangre bulle, inquieta, pidiendo que escuchemos su llamada; la fuerza vital brota, imparable. La Naturaleza se alborota, los animales durmientes se despiertan, muchas especies cambian su pelaje o plumaje, las manadas se reúnen y es el momento de la interacción social tras la pausa invernal. Es tiempo de renovación, de desprendernos de nuestra "piel", de transformarnos, cambiar y crecer al calor del sol, a la sombra de los árboles, al arrullo de las aguas del deshielo...Es tiempo de salir de la cueva e interaccionar con el Mundo.

La Tierra se abre a la semilla y nuestro cuerpo y espíritu hacen lo mismo: es ahora cuando hemos de plantar, física y energéticamente las semillas que seleccionamos durante la Época Oscura, durante las Lunas del frío. Todos los trabajos con la Sombra que hemos realizado meses atrás, desde Samhain, la tarea de identificar aquello que queremos dejar atrás para que haya espacio para lo que deseamos plantar, encuentra su sentido en este momento, en estas fechas.

El equinoccio de primavera tiene y ha tenido diversos nombres: lxs druidas y druidesas lo llaman Albar Eilir "La Luz de la Tierra" o "Luz de la Regeneración"; muchxs neo-paganos le dan el nombre de Ostara o Eostre en inglés antiguo; lxs cristianos lo llaman Pascua...pero todas las celebraciones, incluso la cristiana tienen en común el mismo sentido de renacer, de algo que comienza de nuevo, de un ciclo infinito que se repite desde el inicio y hasta el fin de los tiempos.

 

La Rueda del Año da otro giro, invitándonos esta vez a disfrutar de la Luz, de la Vida, de salir de nuestra cueva y expandirnos, por lo que los Trabajos que realicemos en este momento deberían estar relacionados con:

  • Poner en marcha lo que queremos que prospere en los meses venideros

  • Traer a Tierra proyectos, ideas, deseos

  • Comenzar cosas nuevas a todos los niveles

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social

© 2018 por Beatriz Pinto      652 573 501     beatriz@brujadeciudad.com   Madrid