top of page
Buscar

Mabon, el equinoccio de otoño.

Ya casi estamos en Mabon, el equinoccio de otoño, momento de perfecto equilibrio entre Luz y Oscuridad, la segunda de las antiguas cosechas, celebración que honra la abundancia de la Tierra y los regalos que Ella nos brinda.


Dentro de la Rueda del Año, ese invento moderno que nos viene tan bien para estar al tanto del ciclo de la Madre Tierra, Mabon marca el tiempo medio entre solsticios, el de verano en Litha y el de invierno en Yule así como el camino ineludible que nos llevará al portal de la Sombra, Samhain.


En estas festividades, las comunidades, los pueblos y aldeas, las tribus y las familias, se reunían en torno a mesas lo más repletas posible, para celebrar los regalos de la Madre, para honrarla y para reflexionar sobre lo que había funcionado o no en cuanto a los campos y las cosechas, así como con los animales y las personas.


Estas mesas mostraban lo mejor de cada casa, era un honor y un privilegio compartir las joyas de los huertos y los ganados con familiares y vecinos, recordando así la interdependencia entre miembros de una misma tribu o habitantes de un mismo lugar.


Igualito que hacemos ahora.


Mabon, equinoccio de otoño, ostara, equinoccio de primavera, bruja de ciudad, brujería, hechicería, magia, conjuro, esbat, sabbat
Altar para celebrar Mabon

Si sabes algo de la Rueda del Año, recordarás que todos los Rituales asociados a cada Sabbat tienen que ver con los ciclos de la Madre, con observarlos, entenderlos, honrarlos y aceptarlos cuando nada se puede hacer.


La vida en comunidad de antaño, permitía a los habitantes de un mismo territorio observar lo que cada uno había recibido en función de sus mañas y su esfuerzo. La intención no era la de competir, sino justo lo contrario: compartir lo aprendido para que todos pudieran beneficiarse de ello.


De ahí la importancia de estas reuniones periódicas: compartir conocimientos permitía que toda la tribu mejorase sus condiciones de vida, aprendiese nuevas técnicas y creciera dentro de la comunidad.


Siempre teniendo presente que nada sería posible sin la cooperación de la Madre Tierra que permitía que los animales crecieran fuertes, que las cosechas fueran abundantes, que las familias prosperaran a buen ritmo.


Cuando olvidamos que dependemos del planeta, cuando elegimos obviar que es la Madre la que nos sostiene, nos alimenta, nos cobija y nos permite habitarla, ganamos la civilización y perdimos parte del sentido de la vida.

Algunos aseguran que la industrialización fue el principio del fin de esta forma de vida compartida.


Personalmente me cuadra más que este creernos superiores, dueños y señores de la tierra que pisamos comenzó mucho antes que lo hizo en el momento en que se perdieron estos ritos y costumbres, justo cuando empezamos a luchar por la tierra contra quienes querían robarla, cuando comenzamos a pensar que era eso, nuestra y nos creímos con derecho a explotarla, a maltratarla, cuando dimos por hecho que estaba a nuestra disposición.


Ese cambio de conciencia fue el principio de una caída que tiene un negro final para nosotros.


Si de algo hablan las celebraciones de la Rueda es de recuperar ese saber, esa certeza de que estamos aquí de prestado, frágiles criaturas que un volcán achicharra, un tornado arrasa o una inundación ahoga.


Recordar que la Tierra no nos pertenece que, si acaso, nos tolera.


Encender una hoguera cuando se puede, una vela en cualquier caso, prestar atención a lo que la Naturaleza me está mostrando, aún cuando vivo en ciudad y me cuesta un poquito más percibirlo a veces.


Conectar con la energía de la Madre Tierra y sentir su pena, su dolor y también su alegría.


Porque somos pocas pero somos y seremos más.



bruja de ciudad, aprender brujería y hechicería, hechicera, bruja, brujeria, mabon, equinoccio de otoño, sabbat, ostara, equinoccio de primavera
Hoguera y celebración de Mabon

Los fuegos y hogueras están siempre presentes en las celebraciones de la Rueda, no solo representar la luz solar, bien para festejarla, bien para intentar mantenerla viva tanto como sea posible, sino que, según se va consumiendo la leña, nos hacemos conscientes del ciclo de vida, muerte y renacimiento.


No se trata de otra cosa, por más que nos empeñemos en obviar la presencia de la Muerte, cada giro de la Rueda nos la recuerda, bien porque la hemos esquivado unos meses más, bien porque vamos a intentar superarla.


Las mareas estacionales se sienten tiempo antes y la de Mabon ya lleva unos días en el aire, en las ganas, en el cansancio, en la necesidad de ir ralentizando el ritmo, de ahorrar energía para lo que está por llegar, de guardar fuerzas para la Noche más Oscura.


Entramos en el tiempo de la Anciana que devendrá en Bruja en unas semanas, convirtiéndose en Dueña y Señora de pleno derecho.


La sabiduría llega con la experiencia y de ambas la Anciana va servida, aprovecharla y pedirle consejo es totalmente adecuado en esta Celebración. Aceptar esta sabiduría y la guía que la Anciana nos ofrece, nos permite dejar marchar lo que ya no sirve.


luna llena, esbat, sabbat, luna de maíz, luna de cosecha, círculo de luna,
Diosa Deméter - el Oráculo de la Diosa - Amy Sophia Marashinsky

Este momento del año, invita especialmente a la reflexión, a echar la vista atrás a los meses pasados y ver qué ha funcionado y qué no, dónde pusimos energía y no prosperó como esperábamos; donde la pusimos y creció y se desarrolló como deseábamos; qué fue bien y qué no tanto; qué habríamos podido hacer diferente para aprender para la próxima, sin juicio ni culpa, sólo aprendizaje.


La energía que ya está en marcha, habla mucho de eso, de reflexionar sobre lo que ya no nos nutre y supone un coste que no podemos permitirnos si queremos sobrevivir al invierno.


La Naturaleza se va preparando ya para eso, para sobrevivir. Los árboles pierden las hojas porque no podrán sostener el gasto enorme que supone mantenerlas con vida y necesitan concentrar toda su energía en las raíces, que se alimentarán, de nuevo, de la muerte de sus propias hojas, mostrando claramente el constante ciclo de Muerte y Renacimiento.


La locura de sociedad en al que vivimos, no nos da un respiro ni baja las exigencias, nos sigue pidiendo vivir alejadas de nuestros ritmos, de los ritmos que son naturales a todos los animales y, sin duda, nosotras lo somos.


Por eso, en la medida en la que puedas, intenta ralentizar tu vida, bajar las revoluciones y escuchar a tu cuerpo que te pide recogimiento, silencio, comenzar a caminar hacia la cueva.


La Madre se rinde a la oscuridad, no puede ser de otra forma.


Cambiamos las prisas por la pausa, el bullicio por la soledad, las luces por la oscuridad, el compartir por la introspección.


Caminamos hacia la Sombra y lo hacemos sin miedo, comprendiendo que es sólo una fase más, que transitarla nos dará las fuerzas que necesitaremos cuando la Rueda nos coloque de nuevo a plena Luz.


mabon, igdrasil, equinoccio
Yggdrasil - Patrick Hager

El trabajo con la Sombra comienza ahora, aceptando que está llegando y el aprendizaje que nos traerá dependerá directamente de nuestro coraje.

El otoño es mi época favorita del año, no sólo porque es la de mi nacimiento, sino porque es la que me permite disfruta de la calma y el sosiego que tanto disfruto y tanto me alimenta.


Pasear por mis parques, caminando sobre las hojas ya marrones, con ese olor de otoño tan inconfundible; sentir cómo las noches se hacen lenta y sutilmente más largas; aprovechar para leer, para estudiar, para estar en mi Cueva y disfrutarme.


Los equinoccios, además de todo esto de lo que te estoy hablando, son momentos energéticamente ideales para realizar limpiezas.


Igual que guardas la ropa de verano para sacar la de invierno, es muy conveniente que hagas una limpieza de tus espacios, tu casa, tu negocio, tu cuerpo.


Puedes trabajar con sahumerios, con baños, con perfumes o aguas, haz la limpieza con lo que más te agrade y ten siempre en mente, mientras limpias, lo que está ya prácticamente aquí: cierre de ciclo, giro de la Rueda, etc.


Si quieres llevar adelante un sencillo ritual, tienes uno en este vídeo en mi canal de Youtube Celebración combinada de Luna de cosecha + Mabon que, aunque no es exactamente lo mismo puesto que la Luna de Cosecha será el próximo día 29, te sirve perfectamente.


Si no te apetece escuchar la chapa, ve directamente al minuto 13 donde te indico qué puedes colocar en tu altar si eres de las que los levanta y lo que puedes hacer para celebrar este momento energético tan interesante.


Esta música puede acompañarte durante la meditación si decides hacer alguna. Puedes escuchar ambos temas en el orden que te propongo o sólo el que más te apetezca.


En cualquier caso recuerda, hagas lo que hagas, disfruta el Viaje.


Commentaires


bottom of page