top of page
Buscar

Lughnasahd y la Luna del Maíz

El mes de agosto de este año nos trae una combinación energética de lo más potente: por un lado la coincidencia de un festival solar (Lughnasahd) con la noche de Luna Llena (la Luna del Maíz), por otro la Luna Azul del día 31, un ciclo completo de la luna en un mismo mes con la suma de una festividad de la Rueda solar, así que, vamos a comenzar aprovechando toda esta potencia energética en un pequeño Trabajo de Abundancia y Prosperidad.


Habitualmente la Luna Llena de agosto es la última del verano, la que nos prepara para Mabon, el equinoccio de otoño que llegará el 21 de septiembre, pero este año tenemos una segunda Luna Llena en este mes, a la que se denomina Luna Azul y que será el día 31.


Esta acumulación energética es totalmente aprovechable, como siempre.


En este caso, sólo debemos tener un pelín de precaución al hacer las peticiones habituales o en los Trabajos que queramos encargar a la Luna Llena, puesto que el mes se abre y se cierra con Ella en el cielo.



bruja de ciudad, brujería, hechicería, magia, conjuro, esbat, sabbat
Espigas a punto para la cosecha

Esto significa que puedes aprovechar ese ciclo completo para realizar algún hechizo de mecha corta, es decir, algún Trabajo Mágico para algo muy cercano en el tiempo o que necesite una resolución inmediata.


También puedes usar toda esta energía para crear un talismán de abundancia que es justo la propuesta que te traigo.


La creación de este talismán es súper fácil y vas a necesitar los siguientes materiales para hacerlo:


  • Granos de maíz (Frescos en mazorca o desgranados o en semillas como para hacer palomitas pero NO los de los paquetes ya listos para microondas) o espigas desgranadas de cualquier cereal.

  • Flores frescas blancas, naranjas o amarillas.

  • Un vaso o un cuenco transparente y agua.

  • Agua florida o algún incienso de limpieza.

  • Una pirita o algo de polvo de pirita.

  • Papel y lápiz.

  • Un trozo de tela amarilla de 15x15 centímetros del material más natural posible.

  • Un metro de hilo blanco del material más natural posible, sirve lana.

  • Una vela roja pequeña (sirve de 11cm o una candela).

  • Una foto tuya tamaño carnet, si no tienes a mano, servirá tu nombre completo escrito en un papel lo más natural posible, recuerda escribir con lápiz.

  • Un recipiente ignífugo y cerillas.


Este Trabajo debes hacerlo el martes 1, al atardecer, ese momento liminal en el que el día desparece y comienza a reinar la noche, con lo que deberás comenzar con los preparativos un poco antes, tampoco te agobies si estás ocupada a esas horas y no puedes hacerlo hasta la noche.


Vas a comenzar haciendo una pequeña limpieza de tu espacio y tu persona, para ello usa el agua florida o el incienso para el espacio y el recipiente de cristal con agua para ti.


Limpia el espacio de izquierda a derecha, de dentro a fuera, bien con el humo, bien con el agua florida, si estás en el exterior, no hay necesidad de ser tan meticulosa, haz un círculo a tu alrededor con el humo y listo.


Cuando termines, vierte agua en el recipiente de cristal, no hace falta que lo llenes mucho, siéntate en el suelo y coloca el cuenco entre tus piernas.


Pon ambas manos sobre el cuenco y visualiza, imagina, siente cómo el agua va atrayendo todo lo feo o negativo que hay en tu energía, hazte parte consciente de la limpieza y envía esa energía al agua que la va a recibir encantada.


Permanece así tanto tiempo como necesites, una vez hayas terminado, tira el agua del cuenco a una alcantarilla o al wáter, si estás en un espacio natural, tírala sobre tierra, no sobre plantas ni al pie de ningún árbol o arbusto, agradece lo que se lleva y lo limpita que te quedas.


Si conoces la Toma de Tierra, es el momento perfecto para hacerla y conectarte con toda la energía en movimiento.


Si no conoces esta meditación, simplemente ponte en pie e intenta sentir la energía que electrifica el aire penetrando por los poros de tu piel, la planta de tus pies y lo alto de tu cabeza encontrándose en el centro de tu pecho.


Si quieres profundizar en lo que se está moviendo para saber en qué enfocarte, tienes más información sobre Lughnasahd aquí y sobre la Luna del Maíz aquí.


Ten en cuenta, además, que esta Luna Llena de agosto es una súper luna, lo que implica que está más cerca de la Tierra de lo habitual, por lo que se ve más grande y su energía se siente bastante más de lo normal.


luna llena, esbat, sabbat, luna de maíz, luna de cosecha, círculo de luna,
Luna Llena sobre campos de maíz

Si te apetece preparar algún altar, aunque sea uno muy sencillo, utiliza los materiales que vas a usar en la creación del talismán.


Dibuja un círculo con las semillas y las flores, coloca en el centro el incienso que encendiste para limpiar, la tela, el hilo y la vela roja.


Puedes incluir como ofrenda cualquier otra cosa que te parezca coherente con lo que celebramos: pan de trigo o de cebada, algo de queso, un poco de vino, cerveza, etc. Ten en cuenta que esto no es para tu consumo sino para ofrecer a los Espíritus, a Lugh y a la Luna.


Ten a mano también algo de comida y/o bebida para ti por si necesitas bajar a tierra cuando hayas terminado.


Si has participado en alguno de los Círculos de Luna que guío cada mes, puedes hacer el ejercicio de Bajar la Luna y el cono de poder, si no sabes de qué te hablo, no te preocupes, con el ejercicio de conectar con la energía vas bien.


Intenta mantener en tu mente y en el centro de tu pecho lo que estas dos celebraciones significan, imagina la abundancia de los campos de maíz y de cereal y lo que representaba para tus antepasadas.


La riqueza de las cosechas marcaba la prosperidad a corto plazo: tener para pasar el invierno, para plantar la próxima primavera, para alimentar a los animales cuando no pudieran salir a pastar...


Reflexiona sobre cómo esa abundancia y esa prosperidad se verían reflejadas en tu presente: más dinero, trabajo mejor pagado, despreocuparse de las facturas...


Mientras realizas esta pequeña reflexión, puedes utilizar la lista de música que utilizaremos en la Celebración, la tienes aquí.


Cuando hayas terminado, ponte manos a la obra con el talismán.


Toma el papel y escribe con el lápiz lo que deseas atraer con este talismán: abundancia económica, prosperidad material, dinero, aumentos de salario, más trabajo mejor pagado, etc. Puedes escribir todo lo que quieras, siempre en positivo y en presente.


Cuando hayas terminado, quema el papel en el recipiente ignífugo y deja que las cenizas se enfríen que luego las vas a usar.


Ahora, coloca la tela amarilla delante de ti, la foto o el papelito con tu nombre completo en el centro, sobre ella 3 o 5 semillas de los cereales que hayas elegido, si sólo hay uno, no pasa nada, si hay varios, pon de todos.


El polvo de pirita o la pirita en el centro de las semillas, no te preocupes si se desbarata todo.


Toma 3 flores y deshaz los pétalos sobre las semillas y la pirita.


Coge las cenizas y viértelas sobre el conjunto.


Toma el hilo y mide desde tu hombro derecho hasta tu mano derecha, ese trozo es el que vas a usar para atar el talismán.


Comienza a hacer un saquito con la tela, intentando que quede lo más redondo y apretado que puedas.




Cuando lo tengas bien apretadito, átalo dando dos vueltas completas con el hilo, haz un nudo doble y comienza a anudar dejando un pequeño espacio entre nudo y nudo, diciendo en voz alta las siguientes palabras con cada nudo:


Con el nudo de 1 comienza el encantamiento.

Con el nudo de 2 se hace verdad.

Con el nudo de 3 así será.

Con el nudo de 4 el poder acumulo.

Con el nudo de 5 está vivo el conjuro.

Con el nudo de 6 el hechizo he fijado.

Con el nudo de 7 los hechos he cambiado.

Con el nudo de 8 el destino ya está.

Con el nudo de 9 mío será.


Al finalizar los 9 nudos, enrolla el hilo alrededor del saquito, coloca la vela roja a su lado y enciéndela hasta que se consuma.


Después de consumida la vela, guarda el saquito en algún lugar donde nadie lo toquetee pero tú lo veas. Puedes colocarlo en una cajita de madera en la que pongas dinero diariamente, si quieres, pon un billete en el fondo de la caja, el saquito encima y las monedas sueltas (preferiblemente doradas y brillantes) que vayas acumulando cada día.


Este saquito lo puedes alimentar cada mes en alguna de las noches de Luna llena, con agua florida o aceite de mandrágora si tienes. Sólo humedece con el aceite la base del saquito dibujando 3 cruces o rocía con el agua florida 5 veces.


Este talismán puedes mantenerlo activo tanto tiempo como quieras hasta un máximo de 12 meses. Para deshacerlo, ábrelo (puedes cortar el hilo), retira tu foto (si escribiste papel con tu nombre no hace falta que lo abras) y prende fuego al resto en un recipiente ignífugo.


Las cenizas llévalas a la Naturaleza junto con una pequeña ofrenda.


Un Trabajo bien sencillo y efectivo. Ya me lo contarás.


Dicho esto, recuerda, hagas lo que hagas, disfruta el Viaje.


Comentarios


bottom of page