top of page
Buscar

La Brujería ¿se enseña o se aprende?

Por si el título de este post te pilla un poco a contrapié, seré un poco más específica: ¿crees que la Bruja "auténtica" es aquella que nace en el seno de una familia de Brujas de las que aprende? o bien ¿crees que la Brujería se puede enseñar independientemente de que sea a personas de tu sangre o linaje?


¿La Bruja nace o se hace? sería otra forma de preguntar casi lo mismo.


bruja de ciudad, brujería, hechicería, magia, conjuro, esbat, sabbat


Este, como muchos otros debates en torno a la Brujería y la figura de la Bruja, llevan años puestos sobre la mesa y otros tanto seguirán, puesto que no hay una figura suprema que pueda dirimir sobre el asunto con total objetividad.


Así pues, lo que te voy a contar, como siempre, es mi opinión y mi experiencia al respecto.


Para mi, toda persona nacida de mujer es susceptible de convertirse en Bruja, otra cosa es que elija hacerlo, si es que llega a ser consciente de ello.


Esto significa que todo el mundo posee por nacimiento una serie de capacidades relacionadas más o menos con la Brujería o con alguna otra forma de expresión "esotérica".


Si se da la suerte de que esa persona nazca en el seno de una familia en la que exista una experiencia previa con ese mismo tipo de capacidades, de forma más o menos consciente, esa persona pondrá sus pies en el Camino más temprano que tarde.


Si rizamos el rizo y esta persona nace en una familia de Brujas, probablemente ni siquiera tenga que elegir o, si llegara el caso, la elección sería entre ser o no ser Bruja.


Todos nacemos con unas capacidades que nos acercan a la Brujería, el curanderismo o la mediumnidad. La familia en la que naces, la sociedad en la que creces y la educación que recibes pueden ser impulsoras o castradoras de esas capacidades.

Dicho así, pensar en el ejército de Brujas que, en algún momento, poblará la Tierra, me da escalofríos.


No nos desviemos.


Lo que te acabo de contar es mi opinión personal, ahora voy a mostrarte algunos hechos (totalmente sesgados por la subjetividad, pero hechos) de los que tengo conocimiento.


Primero y principal, saber que existen diferencias entre Brujería Hereditaria o Familiar, Brujería de Linaje y dones y/o aptitudes (a esto me refería antes con eso de "forma de expresión esotérica").


Entendemos por Brujería Hereditaria o Familiar la que se desarrolla dentro de un mismo árbol genealógico, con unas raíces comunes independientemente de a cuantas familias contenga.



Motherland: Fort Salem A discovery of Witches Practical Magic



Si eres tan friki como yo y buscas pelis y series que tengan alguna posibilidad de mostrarte algo interesante sobre el mundo de las Brujas, reconocerás las imágenes de arriba.


Si no tienes ese punto, son tres ejemplos de Brujería Hereditaria o Familiar: familias de Brujas que saben que lo son y que sus descendientes lo serán, personas que viven como Brujas desde que nacen con más facilidad o aceptación unas que otras, pero lo hacen.


Por supuesto, los ejemplos que te pongo no son reales (¿?), la idea es que pilles el concepto de lo que una tradición de Brujería Hereditaria es y representa.


La Brujería Hereditaria transmite sus conocimientos de generación en generación, de forma absolutamente consciente y normalizada.

Es importante dejar claro que en estas familias, la Brujería es el aire que se respira, es algo tan normal como dibujar monigotes y se instruye a las niñas (mayoritariamente) desde la más tierna infancia en las distintas ramas de la Brujería (herbología, astronomía, filosofía, etc.).


Si te interesa el tema, te recomiendo un libro que muestra esta realidad en pleno siglo XX: Diario de una Bruja, de Sybil Leek, Bruja Hereditaria inglesa que relata su experiencia brujeril en una familia cuyas ancestras practicaban la Brujería allá por el siglo XVI.


Pudiera parecer que una Bruja nacida en estas circunstancias no va a poder elegir ser o no Bruja. Lo cierto es que la elección no la tiene, puesto que naces Bruja igual que lo haces con los ojos azules o el pelo moreno, son cosas que no puedes elegir pero sí puedes cambiar.


En el caso de la Bruja Hereditaria, las aptitudes estarán ahí, el conocimiento estará disponible y la sabiduría familiar a su alcance, pero siempre será la persona quien decida profundizar en ello o no hacerlo, desarrollarse como Bruja o no.


Aquí es donde debo introducir otro concepto, similar pero sutilmente diferente: la Brujería de Linaje.


Llamamos Brujería de Linaje a aquella que existe en nuestro árbol genealógico y que "desapareció" convenientemente en algún punto de nuestra historia familiar.


Las personas nacidas en familias que poseen esta Brujería de Linaje (prácticamente todo el mundo, por cierto), vienen, venimos al mundo con unas aptitudes bien afinadas para la práctica de la Brujería o el curanderismo o ambas cosas, sentimos las inquietudes asociadas a esas posibilidades, pero desconocemos al principio qué son o de dónde vienen.


La Bruja de Linaje tiene la tarea, siempre que quiera desarrollarse como Bruja, de investigar su árbol genealógico hasta encontrar a la última persona Bruja reconocida, de formarse y adquirir por su cuenta el conocimiento que su familia no va a poder darle.

La mayoría de Brujas que conozco y yo misma, provenimos de aquí, de la Brujería de Linaje.


Es muy habitual que en los países en los que la Inquisición y la Caza de Brujas fueron más cruentas o duraderas, las Brujas Hereditarias renunciaran en algún momento a ese derecho de sangre para proteger a su familia presente y futura, convirtiendo a sus herederas en Brujas de Linaje.


Lamentablemente, por este motivo, muchísima de la práctica brujeril que se realizaba en este país durante la Edad Media y mucho antes, desapareció para no volver.



brujería, aprende brujería, magia, bruja, hechicera, hechizo
Brujas hereditarias rumanas


Existe una última "rama" por distinguir de alguna forma de lo que hablo: las personas que nacen con dones o capacidades muy específicas, no necesariamente relacionadas con la Brujería, me refiero más concretamente a la mediumnidad o el curanderismo.


Este tipo de personas tienen una elevada sensibilidad que les permite percibir las energías sutiles que habitan el planeta, todo lo que es abajo, arriba y entre medias.


Esto les permite "sintonizar" con almas de difuntos o de otros planos más o menos elevados, en el caso de la mediumnidad.


Si hablamos del curanderismo, esa especial sensibilidad, que también puede achacarse a la sabiduría que traen de fábrica y a la que acceden sin esfuerzo alguno, les permite identificar con muchísima precisión qué mal aqueja a una persona y cual es el remedio más indicado para sanarla.


En ambos casos, es altamente probable que haya algún familiar más o menos cercano que también posea estas capacidades.


Si el familiar en cuestión sigue vivo (para los curanderos) o puede comunicarse con la persona (en el caso de la mediumnidad) la transmisión del conocimiento vía oral es imprescindible.


Este tipo de capacidades puede o no darse en todas la generaciones de esa familia o en todos los miembros de una misma generación.


Las diferenciamos de la Brujería porque no tienen porqué ir asociadas a una práctica brujeril.


Bien es cierto que casi todas las curanderas que conozco tienen creencias que resuenan totalmente con mi visión de la Bruja y la Brujería aunque ellas tienden a definirse e identificarse como curanderas o sanadoras pero no como Brujas.


En el caso de las mediums que conozco, tampoco suelen decir de sí mismas que son Brujas ni practicantes de Brujería sino que se definen como eso, como mediums.


Una Medium o una Curandera no tiene porqué definirse como Bruja ni realizar ninguna práctica asociada a la Brujería, ambas disciplinas pueden combinarse con la Brujería pero o es indispensable que lo hagan.

Toda esta chapa venía a cuento (por si ya te has perdido) de la pregunta de si la Bruja nace o se hace.


La respuesta ya te la he dado, ahora te planteo otra ¿la Bruja que no nace en una familia de Brujas o que no hereda ese conocimiento, es realmente Bruja?


Quizás te parezca una perogrullada, pero aún hay por ahí quienes creen que o te enseñan tus ancestras (así, en femenino) o ni Bruja ni leches.


Estas personas aseguran que la Brujería se lleva en la sangre y fluye de forma natural en forma de hechizos en el jardín de infancia, mientras conviertes en patos a tus compañeros y compañeras o de Bruja poco.


Como podrás comprender, que me digan esto hace que mi sangre (de Bruja) hierva y que necesite de un profundo ejercicio de autocontrol para no reventarle la cabeza a la cebollina que me está soltando semejantes perlas.


Si (siguiendo con el frikismo) te has chupado del tirón los 8 libros de Harry Potter, quizás recuerdes aquello de los "sangre sucia" y los "sangre limpia", conceptos que representan palabra por palabra lo que las cebollinas de antes mantienen a día de hoy.


Como ya he dicho antes, la Bruja nace y, si así lo decide, se "hace", es decir, desarrolla todo su potencial y sus cualidades y capacidades, pero no es la sangre la que decide si eres mejor o peor Bruja o si tienes derecho a decir que eres Bruja.


La Brujería no conoce de castas ni de familias ni de sangres. La Bruja tampoco debería.

Cierto es que nacer en una familia de Brujería Hereditaria te va a facilitar el acceso a "secretos" que no encontrarías nunca en libros ni en internet.


Que, en ese entorno familiar, te vas a sentir reconocida como Bruja como algo normal y positivo para ti si decides desarrollarte como tal y que nadie de tu familia te va a mirar mal por tener tu habitación llena de velas, de hierbas o de huesos.


Las Brujas de Linaje lo tenemos algo más complicado, especialmente si la última Bruja reconocida de la familia murió en el siglo XV, pero todo es ponerse.


Lo que sí es cierto es que necesitamos aprender por otros medios lo que nuestra familia podría habernos enseñado y que, quizás, nos cueste más llegar a la raíz de la auténtica Brujería y no quedarnos en el flowerpower del que abomino.


La pérdida del conocimiento de nuestro linaje es algo ya irremediable en muchos casos, bien porque nunca se llegó a documentar por escrito puesto que la transmisión de estos conocimientos solía hacerse de forma oral, bien porque existieron y fueron destruidos o escondidos en lugares tan secretos que ya no sabemos encontrar.


Siendo mayoritariamente las Brujas del siglo XXI Brujas de Linaje, es imperativo que aprendamos las unas de las otras, que compartamos la sabiduría que podamos recordar, que creemos desde la intuición nuevas fórmulas y trabajos, nuevos rituales y hechizos, que nos apoyemos las unas a las otras y que crezcamos para enseñar a futuras generaciones de Brujas.


Decir que Bruja es solo la que nace en el seno de una familia de Brujas, no solo es absurdo sino que, además, aboca a la Brujería a la extinción.

La única forma de que la Brujería, de que la Bruja prospere, crezca y se multiplique, es abriendo las puertas a toda persona que esté interesada en aprender, independientemente de donde venga y del lugar al que quiera llegar.


Recordemos que Magia solo hay una y que Brujas hay 8000 millones de tipos diferentes, si cada una de nosotras compartiera lo poco que sabe con las demás ¿qué crees que pasaría?


Lo dicho, sólo imaginarlo y los pelos como escarpias.




Comments


bottom of page